top of page

PLAN DE LECTURA EN CASA: ¿Cómo hacer un plan de lectura español-inglés en 7 sencillos pasos?

Actualizado: 22 abr 2022



La lectura es una habilidad esencial del aprendizaje y para dominarla necesitamos practicarla diariamente.


Para todos aquellos que nos enfrentamos al reto adicional de aprender a leer en un idioma diferente al materno, la práctica diaria en el hogar es crucial.


En esta publicación te dejo unos pasos sencillos para que puedas establecer un plan de lectura bilingüe en casa y apoyar el desarrollo lector de tu hijo de forma integral.


Paso #1 - Identifica los intereses de tu hijo


Es importante que sepas cuales son los gustos e intereses de tu hijo para determinar luego que tipo de lecturas serían atractivas para él. Este factor es clave para motivar al niño y guiarlo poco a poco para que, en un futuro cercano, sea un lector independiente tanto en inglés como en español.


Además el hecho de que el tema sea de interés para el niño, potenciará su comprensión y facilitará el proceso de aprendizaje.


Paso #2 - Identifica con cuál idioma tu hijo se siente más cómodo leyendo


Hay niños que disfrutan mucho leer en español pero no en inglés y viceversa. También hay niños que no les atrae la idea de leer en ningún idioma, y otros que siempre lo intentan aunque no comprendan bien las palabras del texto.


Cada niño es distinto y tiene sus propias preferencias e intereses. Para ayudar a tu hijo en su desarrollo de la lectura, observa con cuál idioma se siente más cómodo leyendo. Ese es el punto de partida y donde puedes incluir textos con vocabulario un poco más retador.


Luego introduce de a poco frases, textos cortos, y lecturas rápidas como chistes, adivinanzas o trabalenguas en el otro idioma. Lo importante es ofrecerle materiales de lectura, tanto en español como en inglés, que se adecuen a su nivel, intereses y preferencias


La lectura es una habilidad esencial del aprendizaje y para dominarla necesitamos practicarla diariamente

Paso #3 - Haz una lista de libros a leer


Selecciona libros preferiblemente bilingüe acorde a la edad e intereses de tu hijo. Una vez que sepas que le gusta a tu hijo, puedes seleccionar libros relacionados con esos intereses.


Empieza con una lista corta y proponte leerlos en un periodo específico dependiendo de la motivación de tu hijo hacia la lectura y del tiempo que le dediques a diario a esta actividad.


Digamos que a tu hijo le gustan los animales, entonces la mejor opción sería buscar cuentos donde haya animales o libros informativos donde se expliquen las características de algún animal en específico o de un grupo de animales, como por ejemplo animales acuáticos, animales que pueden volar, entre otros.


Si puedes conseguir el libro en español e inglés o un libro bilingüe, esto sería genial. Esto es porque si quieres mejorar las habilidades de tu hijo en Inglés, tienes que reforzar sus habilidades también en español. Recuerda que las habilidades lectoras como la fluidez y la comprensión son las mismas sin importar el idioma, pero la fonética y el vocabulario no. Si solo lees libros en un idioma, estás limitando la comprensión de tu hijo, ya que su conciencia fonológica está en español y es más fácil reforzar primero la lectura en su idioma materno para crear conexiones entre lo que ya sabe con los nuevos aprendizajes de la lectura en inglés.


Algunos lugares donde puedes buscar libros bilingües es en la biblioteca pública de tu condado o en librerías virtuales. Si no consigues libros bilingües, puedes optar por usar la aplicación Google Translate app en tu móvil para traducir la lectura al idioma que necesites. Puedes hacer clic en el siguiente enlace que te llevará a un video donde te explico como usar esta herramienta: Como ENSEÑAR A LEER EN INGLÉS a tu hijo 📚 | Google Translate App


Paso #4 - Haz un cronograma de lectura


Una vez que tengas la lista de tus libros, organiza en un calendario cuál libro leerás cada semana, cada día, o cuántas páginas del libro leerás por día. Establece metas cortas que sean fáciles de alcanzar para el niño. En la medida de lo posible trata de involucrar al niño en este proceso.


En el siguiente enlace puedes descargar una plantilla gratuita para que elabores tu cronograma de lectura de la semana.


Paso #5 - Establece un horario de lectura


Una vez que ya exploraste los intereses de tu hijo, buscaste los libros, y los organizaste en un calendario, es hora de determinar la HORA de LECTURA.


Si tus niños son pequeños, puedes leer con ellos los cuentos antes de ir a dormir. Este es un gran momento no solo para practicar la lectura, sino para fortalecer lazos afectivos entre padres e hijos y darle un contexto significativo al acto de leer.


Si tu hijo es más grande y no está muy motivado a leer en un idioma o en ambos, busca una hora en que esté más tranquilo y empieza leyendo un minuto por una semana, luego dos minutos la siguiente, y así sucesivamente hasta llegar a un máximo de 20 minutos diarios.


Ir poco a poco nos permitirá explorar las razones por las cuales nuestro hijo rechaza la lectura y le permitirá al niño practicar y mejorar sus habilidades lectoras poco a poco y sin abrumarlo. Recuerda que sea cual sea el momento del día en que decidas practicar la lectura, este momento debe ser placentero y agradable, no una obligación.


Además, si el niño está aprendiendo a leer en un segundo idioma, la práctica diaria por períodos cortos le irá permitiendo incrementar la determinación y la resistencia, habilidades que permiten continuar haciendo alguna actividad retadora cada vez por más tiempo.


Paso #6 - Lleva un registro de lectura


Este registro lo puedes llevar en una libreta, en una computadora o en cualquier formato que sea práctico para ti y tu hijo.


Allí deberías colocar qué libro están leyendo, alguna palabra interesante que aprendieron en ese libro, la parte favorita del libro, o cualquier elemento relevante que conecte la lectura con otro texto, con tu hijo o con las experiencias familiares, escolares, o recreativas del mundo real.


En este enlace puedes descargar una plantilla gratuita para que te guíes y crees tu propio registro de lectura.


Paso #7 - Diviértete con tu hijo


El plan de lectura debe tener como objetivo principal enseñarle a tu hijo lo apasionante que es leer. Todo lo demás como la fonética, el vocabulario, y la fluidez irán desarrollándose poco a poco en ambos idiomas. Ve poco a poco y disfruta el proceso.


Tú no aprendiste a leer de un día para otro. Estoy segura que aun con todo lo que sabes de la lectura, hoy hay muchos aspectos que te gustaría continuar desarrollando. Así pasa con tu hijo. Él no va a aprender a leer en español e inglés de la noche a la mañana. Este proceso lleva tiempo y paciencia.


Si hoy tu hijo no identifica una palabra, mañana tal vez sí lo haga, siempre y cuando leer sea una actividad apasionante y no una actividad estresante.


Vamos a Leer


Leer es un hábito que bien cultivado abre las puertas a una infinidad de mundos. Ayuda a tu hijo a abrir esas puertas, tanto en inglés como en español, de forma segura, divertida y significativa.


Comparte esta información con otros padres y considera dejar tus comentarios para enriquecer este artículo con tu valiosa experiencia y feedback.



Entradas Recientes

Ver todo

コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加
bottom of page